jueves, 21 de mayo de 2015

Redes sociales y microempresas


Consejos para elegir La Red Social más adecuada para su negocio


Los gerentes de las empresas se preguntan ¿son realmente efectivas para mi negocio las redes sociales?

La respuesta no puede ser única. Son muchos los factores y variables a considerar: tipo de producto o servicio ofertado, categorías de público objetivo, capacidades y recursos de la empresa, etc...

Sin embargo hay algunos puntos importantes a considerar:

1. Cuesta dinero... o tiempo (que viene a ser lo mismo)

Claro que darse de alta es gratis en Facebook, en Twitter, en Tuenti, en todas las redes sociales, ninguna cobra cantidad alguna por el alta. Pero ¿y luego? Una vez que ya estamos ¿quién los gestiona? ¿quién crea contenidos? ¿quién "conversa" con los clientes y contactos? Es obvio que si elegimos alguien externo que gestione estas variables generará un coste para la empresa, pero en el caso de que sea nivel interno en cualquier caso tendrá su salario y sus horas de trabajo en este área también con un coste que convendría tener cuantificado.

2. ¿Para qué quieres estar ahí?

Aunque el enfoque puede variar de una empresa a otra, se deben establecer los objetivos a conseguir en las redes sociales, por ejemplo:

  • Dar a conocer la esencia de su negocio
  • Incrementar el tráfico de suscriptores a su sitio
  • Mejorar las posiciones en los buscadores
  • Crear afiliaciones o relaciones públicas
  • Formar audiencias de seguidores fieles a su marca
  • Reducir costos de marketing y mejorar sus ventas

3. Elije dónde estar

No todas las redes sociales sirven para lograr el objetivo de su negocio. Es mejor centrarse en usar al 100% una red social que sus clientes realmente utilicen.

Conozca los medios virtuales en los cuales las empresas más importantes están invirtiendo actualmente para publicar en ellos su contenido digital.

Por ejemplo, si los servicios de la empresa están dirigidos a un mercado muy profesional, tal vez su mejor opción sea LinkedIn. Si su mercado es un público general, Facebook y YouTube pueden permitir alcanzar una audiencia importante en corto tiempo.

Si su mercado es un público que sigue un tema específico y pasa en Internet la mayor parte del día, Twitter puede agilizar el reconocimiento de su marca más rápido que cualquier otro medio.

Si el mensaje se dirige a un público juvenil, sin duda Instagram será la mejor opción.

Los principios de los Social Media


Los Social Media consisten en el uso de las redes sociales como un nuevo canal de comunicación de las empresas. Tanto nuestros clientes como nuestros empleados utilizan cada vez más las redes sociales. Lo que comenzó como un uso minoritario hace algo más de cinco años, se ha convertido hoy en una herramienta de uso masivo en casi todas las franjas de edad.



Primero debemos saber que existen muchos tipos de redes sociales y surgen nuevas con cierta frecuencia. No debemos estar presentes en todas sin tener clara la razón y la estrategia a seguir. Primero debemos saber qué tipos de redes sociales hay, cuál es su uso y cuáles son las idóneas para nuestro negocio


Tipos de redes sociales


  • Redes generalistas: Existen varias redes sociales generalistas en las que participa todo tipo de público. Algunas redes están más orientadas a compartir información y contenidos, y en otros casos simplemente a comunicar. Debemos analizar el uso que se hace de esa red social y si tiene sentido la presencia de nuestra empresa en esas redes sociales.
  • Redes sociales verticales: Son redes sociales temáticas que surgen para crear una comunidad de usuarios que comparten intereses. Existen multitud de estos tipos de redes y sobre los temas más diversos. Si tenemos suerte de que alguna de estas redes sociales esté relacionada con la actividad de nuestra empresa, entonces tendremos una excelente audiencia muy segmentada de potenciales clientes.
  • Redes para la difusión de un tipo de contenido: Se utilizan para publicar y compartir fotos, vídeo, música, links o noticias. En estas redes nosotros podemos publicar contenido. Incluso si el usuario de nuestra empresa no tiene muchos seguidores, podemos difundir el contenido publicado en otras redes sociales o incluirlo como parte de nuestra web o blog.


Estrategia en redes sociales



En cualquier caso debemos tener una estrategia y unos objetivos claros cuando decidamos utilizar las redes sociales. Para diseñar esa estrategia debemos tener en cuenta estos seis principios básicos:




1. Escuchar es fundamental. Las redes sociales son una forma de conversación. Por tanto debemos escuchar mucho más de lo que hablamos. También debemos monitorizar las conversaciones entre otros usuarios cuando hablan sobre nuestros productos o la competencia o incluso sobre sus preferencias. Es importante estar informado y analizar esta información. También es recomendable saber cómo reaccionar ante una crisis o una queja hacia tu empresa o productos.

2. Participar e involucrarse con tu audiencia. Tu audiencia aprecia que participes en las conversaciones que tienen. Para ello puedes compartir la información interesante que publican o manifestar qué contenido te parece interesante. Participar conversando con usuarios es bueno para conocer su opinión o intentar resolver dudas o problemas que puedan tener en relación con tu actividad. Es fundamental que sepan que les estás escuchando y que estás en esa red para atenderles.

3. Medir los resultados de participación en las redes sociales. Para ello puedes utilizar muchas métricas comunes a las distintas redes sociales como:
  • Número de seguidores.
  • Comentarios.
  • Comparticiones de publicaciones. Para medir la difusión de la información publicada y medir la «viralidad» de la comunicación.
  • Número de valoraciones de «Me gusta» por parte de los usuarios. En las redes sociales cuando una persona hace click en «Me gusta» en el fondo está haciendo deforma muy rápida un comentario positivo.
Para ello es necesario que te apoyes y uses herramientas específicas de métrica y realices una monitorización de tu influencia en las redes sociales. Existen muchas herramientas disponibles.


4. Integrar las redes sociales en los procesos de la empresa. Debemos incluir a las redes sociales en los procesos de:
  • Comunicación empresarial.
  • Venta de productos.
  • Soporte postventa.
  • Gestión de recursos humanos.
  • Investigación de mercado y de clima laboral.
Para ello también es conveniente elegir una aplicación de CRM (Customer Relationship Management) que utilice el plan de social media como veremos más adelante. Además debemos utilizar métricas de social media que estén alineadas con los objetivos generales establecidos en el plan de empresa.

5. Colaborar y compartir. Creando espacios de conversación con la comunidad y compartiendo contenidos, ideas y comentarios. Estos espacios son ideales para conocer las necesidades y gustos de tu comunidad, porque en ellos los usuarios expondrán sus experiencias y podrás dar soluciones a sus problemas. También podemos compartir nuestros conocimientos mejorando así la imagen de nuestra marca.

6. Ayudar. En las redes sociales debemos ser útiles a nuestra audiencia para aportarles valor.



Un vistazo genérico a las redes sociales... y una advertencia legal


Antes de repasar una por una las principales redes sociales y ver cómo podemos aprovecharlas para mejorar nuestro marketing y vender más, así como sus limitaciones en relación con la LOPD, vamos a dar un repaso general a vuelapluma sobre las más destacadas a día de hoy.



Porque una vez respondida la primera cuestióna a plantearse (¿debe mi empresa tener presencia en redes sociales?) teniendo en cuenta que sus clientes ya están, surge otra duda ¿pero en qué red social? ¿o en todas?

Realmente esta duda tiene poco de novedosa, es una clásica variable del marketing: la elección del soporte. Una vez que se crea un mensaje ¿dónde lo publico? Una empresa de lencería femenina elegirá una revista del corazón antes que otra de motor de competición para sus anuncios; de la misma forma ante la diversidad de redes sociales la empresa ha de elegir en cuál o cuáles interactuar en función de su público objetivo.

Facebook. La primera en triunfar a nivel casi planetario, la lider a día de hoy y seguramente la más variada de todas respecto al tipo de público que la utiliza. En cierto modo si la comparáramos con los medios clásicos sería como la televisión: concentra a la mayor parte de público y alcanza además todas las edades y clases sociales. A cambio también es la más "ruidosa", es decir, la más utilizada a nivel empresarial, incluyendo ya practicamente todas las grandes marcas y empresas mundiales, y resulta por tanto en buena lógica más difícil "destacar" y hacerse oír. Obviamente Facebook sabe mucho de sus usuarios y tiene la capacidad de segmentarlos y hacer que determinados anuncios aparezcan sólo a personas que estén dentro de ciertos rangos elegidos por el anunciante, pero lógicamente estos anuncios son de pago, y no baratos precisamente.

Google+. La recién llegada, la apuesta del búscador número uno por una parte del mundo internet, como son las redes sociales, en la que hasta ahora apenas tenía participación. Google+ ha arrancado con mucha fuerza por el impulso que la empresa genera en cada lanzamiento gracias a su predominio en el terreno de las búsquedas y a la popularidad de otros servicios de su propiedad como Gmail, Google Maps o Youtube.

Twitter. Una herramienta de comunicación en la que el concepto "red social" es algo distinto al del resto, pero sin entrar ahora en esta consideración, lo cierto es que su relativa popularización la hace interesante. Teoricamente tampoco tiene límites a su uso por ninguna persona, pero su famoso límite de 140 caracteres por mensaje ha hecho una cierta segmentación natural en su uso. Los usuarios de Twitter son algo más jóvenes, sus conversaciones algo más profesionales y sus usos algo más tecnológicos.

Linkedin. Aquí sí encontramos una clara segmentación desde la plataforma: Linkedin quiere ser la red social de los profesionales, del mundo del trabajo, y así los perfiles se definen alrededor de los curriculums, La actividad empresarial es ciertamente significativa.

Desde el universal y aplastante éxito de negocio de Facebook son infinidad la cantidad de redes sociales de todo tipo que han surgido en internet. Algunas de ellas, debido a su alto índice de especialización y segmentación puden ser de gran interés para algunas empresas (una red social de cazadores para un armero, por ejemplo) pero en cualquier caso no podemos terminar este repaso sin advertir sobre las precauciones a tenre en cuenta desde la perspectiva de la protección de datos.

Debemos tener en cuenta de que además de seguir cumpliendo la legislación española, tanto la Ley orgánica de Protección de datos (LOPD) como la Ley de Servicios de la sociedad e la informaicón (LSSI), debemos además tener en consideración la reglamentación interna de la red social en cuestión, y estudiar en qué medida las características de sus condiciones de uso pueden ser incuso contrarias a nuestras leyes, cuestión que difcilmente serviría de alegación ante un procedimeinto sancionador.


0 comentarios:

Publicar un comentario