lunes, 12 de octubre de 2015

Servicios basados en geolocalización

Los teléfonos inteligentes son capaces de proporcionar a sus propietarios con un flujo constante de información sobre su entorno inmediato. Muchos desarrolladores ven esto como una gran oportunidad para la publicidad y las ventas. Sin embargo, el uso de "Servicios Basados ​​en Localización" se encuentra todavía en su infancia en muchos países desarrollados.



En los Estados Unidos, un mero 16 por ciento de los usuarios de teléfonos inteligentes se aprovechan de los servicios basados ​​en la localización para encontrar negocios o servicios locales. Las personas tienden a usar servicios basados ​​en localización más ampliamente en Grecia, Israel y México. Curiosamente, la proporción de usuarios que buscan empresas / servicios a nivel local se correlaciona estrechamente con los que utilizan teléfonos inteligentes para la navegación y la orientación.

Este gráfico muestra el uso de teléfonos inteligentes de los servicios basados ​​en la localización.


Infographic:


Los servicios basados en ubicación (LBS: Location Based Services) están muy relacionados con los dispositivos móviles. El hecho de contar con del móvil en todo instante y sitio para poder acceder a la información, asimismo deja "filtrar" la información recibida, para conseguir solo información del ambiente geográfico próximo a nuestro móvil. Esto deja, por servirnos de un ejemplo, encontrar sitios para comer que estén cercanos al sitio donde nos hallamos.

El incontrovertible éxito de ciertos dispositivos móviles -y descalabro de otros- viene de la experiencia de usuario. Aparte de eso, los usuarios están comenzando a habituarse al acceso veloz a la información que les resulta relevante. La suma de los dos factores determina evidentemente las aplicaciones que tienen un impacto en el mercado móvil.

La experiencia de usuario es algo que ya se logra la primera vez que alguien toma en sus manos un navegador de RA móvil. Una vez el efecto wow se desvanece, uno descubre la otra cara de la moneda. Por ejemplo, uno puede estar sentado en casa, viendo las paredes de la habitación y, por encima, una imagen de la atracción turística más esencial de la urbe. Un usuario se podría preguntar: ‘¿Qué relación tiene ese sitio con mi habitación y con la pared a la que apunto con el móvil?'. Ciertos afirmarían que es valioso saber exactamente en qué dirección y a qué distancia se halla la atracción. Normalmente sí lo es, mas ¿cuál es la ventaja real equiparado con un mapa?

Hoy en día existen una enorme pluralidad de tecnologías al servicio del posicionamiento geoespacial.

Muchas de ellas hacen una parte de redes celulares y/o satélites y otras se fundamentan en posicionamiento por radio. Las primeras usan la red y el dispositivo móvil en sí. Las otras son conocidas como redes inalámbricas como son las tecnologías de Bluetooth, Wifi, Wi-Max, infrarojos o bien banda Ultra-Ancha.

De igual forma, las tecnologías no son perfectas en ningún caso, es por esta razón que es preciso examinarlas, estudiarlas y sobre todo equipararlas para de esta manera poder escoger una de ellas, la más acorde al modelo del cliente del servicio. Cualquier técnica puede representar algún o bien muchos aspectos positivos o bien negativos.



Los teléfonos inteligentes son aparatos fantásticos. No los empleamos únicamente para llamar, mandar mensajes y e-mails, sino se han estado transformando velozmente en nuestras cámaras para salir, reproductores de música, artículos portátiles para jugar y una línea vital para todo: desde nuestras cuentas corrientes hasta para enterarnos de las últimas noticias y el estado del tiempo. Y, debido a su posibilidad de ser reconocidos y rastreados por servicios de ubicación, los teléfonos inteligentes se han vuelto ayudas muy fiables para viajar, remplazando a muchos aparatos de GPS por sí mismos en los vehículos de pasajeros y demás automóviles.

A lo largo de los pasados un par de años, esta capacidad de encontrar de forma precisa los teléfonos inteligentes a través de los sistemas de GPS y las redes celulares y de Wi-Fi, ha causado una proliferación de aplicaciones con base en la ubicación, esto es esos pequeños programas que usan el sitio donde se halla el usuario para otorgar información y servicios auxiliares. No obstante, pese a la utilidad de aplicaciones de navegación o bien de servicios para encontrar restaurants como UrbanSpoon y Yelp, las aplicaciones basadas en la ubicación pueden representar ciertas áreas de preocupación para los dueños de teléfonos inteligentes.

El primer tema a estimar es la privacidad. Por definición, las aplicaciones basadas en un sitio marchan a través de rastrear tu ubicación. Esto es plenamente admisible cuando buscas activamente direcciones o bien algún sitio para comer, peo tal vez no sean tan bien recibidas cuando estás en tu casa descansando o bien visitando la escuela de tu hijo.

El segundo tema que hay que tomar en cuenta es la habilidad de ciertos distribuidores de aplicaciones para efectuar un perfil de tu empleo del móvil para fines de publicidad. Si bien el rastreo de teléfonos inteligentes para el marketing dirigida está en pañales, la meta final es incluir el empleo del móvil así como la actividad en las computadoras de escritorio para entender los intereses y las preferencias de adquiere de los usuarios. La utilización de aplicaciones basadas en la ubicación y el contestar a anuncios locales puede agregar detalles esenciales a ese perfil del usuario.

El tema final en el que hay que meditar sobre las aplicaciones con base en la ubicación es el consumo de la batería. Incluso cuando no estén en empleo, muchas de estas aplicaciones están actualizando continuamente información de GPS o bien buscando puntos de acceso al Wi-Fi para apuntar, de forma más precisa, la ubicación del teléfono. Si bien esto sea menos alarmante que los temas de privacidad citados, este consumo incesante de la batería de tu teléfono no es menos irritante. Una forma de eludir estos temas es usando la configuración de tu teléfono inteligente para cancelar los servicios de ubicación cuando no los precises.

La mayoría de los teléfonos inteligentes tienen una característica dedicada a la ubicación en el menú de Configuración, la que te dejará apagar los servicios de ubicación en red, tal como servicios de terceros para las aplicaciones integradas o bien descargadas. Otra forma es borrar o bien desinstalar las aplicaciones basadas en ubicación que no emplees. De nueva vez, la mayoría de los sistemas operativos de los teléfonos inteligentes te dejan hacerlo a través de la opción de “Settings”. Haz click en Aplicaciones y vas a ver una lista de todas y cada una de las aplicaciones que has descargado. El hacer click en todos y cada aplicación individual te afirmará qué permiso has dado, incluyendo la posibilidad de rastrear tu ubicación.

Si bien no hay escasez de aplicaciones basadas en la ubicación que pueden ofrecer muchos beneficios esenciales a los usuarios de los teléfonos inteligentes y sus familias, es esencial meditar en de qué forma y en qué momento utilizarlos para conseguir el mayor beneficio y la máxima diversión al tiempo que resguardas tu privacidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario